publicidad

La publicidad es la única verdad

He decidido dejar de ir contracorriente, no vale la pena el esfuerzo, tiro la toalla, el que está equivocado soy yo, me adapto a este puto medio hostil, es la supervivencia.

A partir de hoy la publicidad será mi única verdad, sólo amaré la publicidad…

… la amaré a ella y a su mensaje por encima de todas las cosas y por supuesto muy por encima de sus productos de mierda.