Libranos señor…

La mitad del medio

– No sabes de la mesa la mitad.
– Querrás decir de la misa la mitad.
– No, es que yo soy ateo.

Anuncios