estupidez

Enemigo mío

El enemigo no es el extranjero, el enemigo es la estupidez,
y esta no conoce fronteras.

Anuncios